Yabo Torbo


martes, 3 de septiembre de 2013

Buscando a Reynolds

Siempre me han interesado los seres humanos, concretamente artistas, que poseen esa capacidad o don de nacer y vivir en un mundo interno totalmente al márgen de todo límite establecido. Comencé entonces a interesarme por personajes como Syd Barret, Daniel Johnston o Charles Manson (de los que he hablado en distintas entradas de este blog). Estas personas son capaces de desarrollar un universo entero de conceptos internos y, lo que es más importante, logran expresarlo más allá de la técnica, el continente y el contenido.

Ayer un buen amigo mío me mostró un trailer de un documental llamado "Buscando a Reynolds":



Buscando a Reynolds es una paradoja, es la visión artística de lo que podríamos llamar  "un grupo musical" cuyo lider es Miguel Tomasín, una persona con síndrome de down. El documental nos muestra el mundo interno y todo lo que genera a su alrededor esta formación argentina.


De alguna manera se muestra el arte en su estado más puro de expresión; de que manera es posible la comunicación entre personas externas al propio Tomasin y él mismo mediante la música. No existen etiquetas, ni marketing, ni nada que contamine la esencia y la pureza del mundo de los Reynolds.

Sería imposible clasificar o encasillar la sonoridad de la banda; algunos lo llamarían ruido, Noise, Post Rock, Drown...pero en mi opinión es ni más ni menos que la expresión pura de un lugar que existe más allá de las personas y al que podemos acceder si desaprendemos y nos desprendemos de muchos conceptos adquiridos por vivir en esta sociedad. Desde mi experiencia personal he de decir queno no soy un erudito en el estilo, pero he escuchado multitud de bandas y asistido a conciertos (en el magnífico espacio de Madrid "La Faena 2") donde se presentaban conceptos similares. Hay que realizar un ejercicio de desnudez ante lo que estás viendo y escuchando, dejarse llevar y despojarse de todos los conceptos establecidos; es entonces cuando puedes comenzar a sentirte parte del mensaje universal de la música en estado puro. Puedes pasar del miedo, al placer, a la incertidumbre, al estrés, al descanso...sin nigún tipo de parámetro o regla; solo con una comunicación casi telepática con ese mundo. Al fin y al cabo puedes entender que es parte de un "todo"; podría llamarse Myles Davis, Sonic Youth, Chopin, Jeff Buckley, Joe Pass, Santana...pero la cuestión es llegar a ese punto máximo de compresión.

Y sin más preámbulos aquí les dejo el documental; espero que lo disfruten, o simplemente lo valoren; olvidando todo lo que has aprendido anteriormente:




No dejes de ver:

-The Devil and Daniel Johnston
-Charles Manson: Antichrist Superstar

No hay comentarios: