Yabo Torbo


domingo, 15 de noviembre de 2009

Mother should I build a Wall?

"Las sombras de la barandilla dibujan señales extrañas, abruptas y escarpadas; pero a la vez bellas y armoniosas."

Todo sigue un orden absurdo guiado por acordes dementes y machacantes. Dentro de la falsa percepción que embriaga el cuerpo y la mente y coharta cualquier exprexión proveniente del alma. Esa bella alma que nos conecta con lo más profundo de la tierra, del universo, de la armonía y nos impulsa a lugares mágicos a los que el hombre tiene restringida la entrada por su condición de mortal. Lugares donde las cosas son perennes, perfectas, invariantes en tiempo y espacio. Un lugar donde todo se sincroniza armoniosamente. Es entonces cuando se vislumbra el camino y somos capaces de lograr la divinidad con solo un abrir y cerrar de ojos. Ese lugar se llama amor, y se apoda sonrisa.
Si pudiera borrar de un brochazo todos los destellos multicolores que engañan a la visión podría construir una autopista hacia la cuarta dimensión, conduciendo así a todo el que quisiera una utopía perfecta, sin engaños ni mentiras. Pero no todos están preparados para ella; la lista de elegidos ya se publicó antes de que ni siquiera nos diésemos cuenta de que existía, antes incluso de que supieras quien eras; porque no tienes que indagar sobre el "quién serás", más bien pregúntate "¿quién eres?".