Yabo Torbo


lunes, 12 de octubre de 2009

2ci

Tu te dedicabas a ver al vida mediante lentes coloridas, distorsionadas y en ocasiones jugabas con sustancias prohibidas. Planeabas por encima de los matorrales, buscando quizás alguna salida, alguna vuelta de tuerca, algún hemisferio oculto, alguna cara escondida. Brillaste como un diamante, obtuviste las respuestas demasiado rápido y conseguiste el primer premio cuando los demás ni aún se habían colocado. Ahora soy yo el que juego con la distorsión, el que planea futuros imperfectos al son de una canción. Camino por un delgado filo, curvilíneo, rodeado de afiladas ilusiones y obtusas promesas; todo ello armonizado por un abrumador y elegante equilibrio que clama por ser destruido. Y finalmente todo ello empaquetado con la cobardía y la opresión esperando a ser vencido de la manera más colorida. Otra vez me encuentro entre la guerra y la locura, vagando por la cara oscura de la luna y esperándo así el aliento, la vida, la frescura.

Pinchar en los nombres:


Charles

Syd

Daniel

2 comentarios:

Santiago Bullard dijo...

Bien dicho, hermano; y ahora se trata, para tí, de no perder el equilibrio sobre el filo de esa navaja.

Santi dijo...

Estoy estos días retomando la obra de Syd, hay un documental muy bueno en youtube, subtitulado, sobre la vida de Barrett. Este fin de semana ha habido sesiónes muy curiosas de "PULSE" y "THE DARK SIDE OF THE MOON".

Un saludo hermano.