Yabo Torbo


sábado, 25 de julio de 2009

Ceuta...

Muchas son las emociones que me "atacan" al evocar todos los momentos vividos durante este periodo corto en la ciudad vecina de Ceuta. Acabo de llegar al hogar y ya se me entremezclan miles de sensaciones, recordando todos los momentos que compartimos juntos. Lo que empezó por una casualidad acabo siendo una de las mejores experiencias humanas que he tenido. La sonrisa; Siempre lo digo y siempre lo diré, lo más importante en esta vida es sonreir, y contagiar a las personas de tu alrededor tu sonrisa, y eso es exactamente lo que he vivido; compartiendo de sonrisas 13 días con personas de todos los puntos de la geografía española. Sonrisas de complicidad, de alegría, de euforía, de incertidumbre; sonrisas de niños y mayores que me elevaron a un estado de felicidad del que hace tiempo no gozaba. Me llevo muchos momentos mágicos y sobre todo muchas personas con las que, si el tiempo nos vuelve a juntar, compartiré muchas más sonrisas. Ni que decir tiene que todo estuvo aderezado por la música en todo momento. Para finalizar alguien dijo que la cara es el espejo del alma, por tanto si vuestros rostros muestran vuestras almas os deseo lo mejor para vuestras vidas, ya que la alegría y felicidad que me habeís transmitido os acredita para que sigaís vuestro camino de la mejor manera posible, os mereceís lo mejor.



1 comentario:

Raquel dijo...

Ay Santi, casi haces que me salte la lagrimilla...ahora mismo te envío un mail, que ya estoy en casa.
Un abrazazo más fuerte que el último.

Raquel.