Yabo Torbo


miércoles, 30 de julio de 2008

Señor Azul

"The music is the way"

Semana intensa cuanto menos. Después de deleitarnos el día 23 con un tremendo concierto de los colegas Muse, donde disfrutamos de la compañía del señor Andrés Calamaro unas filas más adelante y en el cual salimos apabullados de tan tremendo recital musical, partimos a las cataratas de Iguazú, patrimonio natural de la humanidad. Sobran las palabras parad definir el concierto de aquellos 3 cabrones así que prosigo directamente con el viaje. Cuatro dias de contacto con la madre naturaleza, que nos brindó otro tremendo espectáculo visual y sonoro. Las cataratas se dividen en dos parques naturales, uno perteneciente al lado argentino y otro al brasilero, teniendo que cruzar la frontera para acceder a él. Cada uno de ellos nos llevó un día de caminata, donde cabe destacar la llamada "Garganta del Diablo", el salto más espectacular de las cataratas, en el cual parece que se rompe en mundo y se abre una brecha hasta el mismísimo infierno. En el lado brasilero pudimos realizar una de las cosas que se recuerdan para siempre, un viaje en helicóptero que nos mostro la grandeza de este puntito en el mapa desde el aire. El último día nos sirvió para darnos un paseito por Ciudad del Este, en Paraguay, que se conoce como el punto principal de contrabando de toda sudamérica. Pudimos pasear por infinidad de mercadillos de electrónica en los cuales los precios estaban por los suelos, al igual que la calidad y garantía de los productos. Largas horas de autobús para nada aburridas, primer contacto con mi amigo interior, imágenes que mejor guardar en la cabeza que en vanales fotos, contemplar cosas que te empequeñecen como ser humano y disfrutar de momentos que solo se saborean una vez en la vida. Así que nos proseguiremos con nuestras andadas en la otra orilla del charco.
Continuará en el próximo capítulo...

No hay comentarios: